17 marzo 2009

Coronilla

Coronilla

Letra: Santos Inzaurralde
Música: Santiago Chalar

De tiempo adentro

De tiempo adentro

Quiero una copla que ruede
cuando ya no ruede yo;
semilla hermana del trigo
del tabaco y del arroz,

panaderito de cardo
que ande como sin razón
sin que ni el viento se acuerde
de qué tallo era la flor.

Quiero que ruede mi copla
como la tierra y el sol
lejano ya de la mano
que acaso los redondeó;

recuerdo que ande penando
como un olvido de amor...
abrojo que nadie sepa
ni donde se le prendió.

Sé de un rey en cuyas tierras
jamás se ocultaba el sol:
su reino se hizo pedazos
pero su copla quedó.

Polvo se hará mi guitarra;
mi memoria... cerrazón;
mi nombre, puede que muera;
mi copla... puede que no.

Cosas que pasan

COSAS QUE PASAN

Nadie salió a despedirme
cuando me fui de la estancia
solamente el ovejero, un perro nomás,
Cosas que pasan.

El asunto, una zoncera,
un simple cambio de palabras,
y el olvido de un mocoso,
del que puedo ser su tata.
Y yo que no aguanto pulgas,
a pesar de mi ignorancia,
ya no mas pedí las cuentas,
sin importarme de nada.

No hubiera pasado esto,
si el padre no se marchara,
pero los patrones mueren,
y después los hijos mandan.
Y hasta parece mentira,
pero es cosa señalada,
que de una sangre pareja,
salga la cría cambiada.

Los treinta años al servicio,
pal’ mozo no fueron nada,
se olvido mil cosas buenas,
por una que salió mala.
Yo me había aquerenciao,
nunca conocí otra casa,
que apegado a las costumbres,
me hallaba en aquella estancia.

Sí hasta parece mentira,
mocoso sin sombra e’ barba
que de guricito andaba,
prendido de mis bombachas.
Por él, le quité a unos teros
dos pichoncitos, malaya!
Y otra vez, nunca había bajao un nido,
y por él gatié las ramas.

Cuando ya se hizo muchacho,
yo le amansé el malacara,
y se lo entregué de riendas,
pa’ que él solo lo enfrenara.
Tenía un lazo trenzao,
que gané en una domada,
pal’ santo se lo osequié,
ya que siempre lo admiraba.

Y la única vez que El patrón,
me pegó una levantada,
fue por cargarme las culpas,
que a él le hubieran sido caras.
Zonceras, cosas del campo,
la tranquera mal cerrada,
y el terneraje e’ plantel,
que se sale de las casas.
Y eso, pal’ finao patrón,
Era cosa delicada.

Y bueno, pa’ que acordarme
de una época pasada,
me dije pa’ mis adentros,
todo eso no vale nada. Sin mirarnos, arreglamos,
metí en el cinto la plata,
le estiré pa’ despedirme mi mano,
Pa’ que apretara,
y me la dejó tendida,
cosa que yo no esperaba.
Porque ese mozo no sabe,
si un día ha de hacerle falta...

Tranqueando me fui hasta el catre,
alcé un atado que dejara,
y me rumbié pal’ palenque,
echándome atrás el ala.
Ensillé, gané el camino,
pegué la ultima mirada
al monte, al galpón, los bretes,
el molino, las aguadas, De arriba abrí la tranquera,
eche el pañuelo a la espalda,
por costumbre, prendí un negro,
talonié mi moro Pampa,
y ya me largué al galope,
chiflando como si nada.

Nadie salió a despedirme
Cuando me fui de la estancia,
Solamente el ovejero, un perro nomás,
Cosas que pasan.

Poema de Don Víctor Abel Jiménez
Musica de Jose Larralde

Del Cardal

Este es un verso compuesto por Esutaquio Sosa que hace referencia a la Battalla del Cardal. En el año 1808 durante las invasiones inglesas al Rio de la Plata, luego de la liberación de Buenos Aires por parte del contingente Español en Montevideo los Ingleses avanzan sobre la ciudad. La batalla llamada del Cardal deja a los gringos prontos para comenzar el sitio a la ciudad de Montevideo.

Del Cardal

‘Jue pucha por el repecho
vienen llegando ya los ingleses,
dan gritos en una idioma
que naide entiende.

Apronten bien esos fierros,
naide se dueble.
Meneándoles sable siempre,
que a ellos les duele.

No entiendo por qué en formarse
los disgraciaos aura se entretienen,
gritan como descosidos,
quién los entiende.

Toditos duros, parejos,
mirando al frente.
¡Qué los parió a los gringos,
que se nos vienen!

16 marzo 2009

EUSTAQUIO SOSA



Biografía:

Compositor y poeta uruguayo nacido en Puerto Charqueada el 2 de mayo de 1939.
Desde muy temprana edad, escribe solamente poesía, es autodidacta y su principal trabajo ha sido el de cantautor.
Es conocido en su país como en el extranjero por sus canciones y por su libro, “Más allá de los grillos, Puerto Charqueada y otros pájaros”.
Ha realizado numerosas charlas, en escuelas, liceos y en distintos centros de enseñanza privada, basadas en estudios realizados con Oscar Prieto, sobre el origen del canto criollo y la guitarra en el Uruguay.
Publicó en diarios y revistas de la capital como del interior del país. Con gran repercusión en el medio viaja a diferentes países de América, para realizar conferencias (Argentina, Chile, Brasil, y Paraguay).
Desde hace treinta años, realiza en el barrio Colón, un festival llamado “Encuentro de Cantautores Orientales”.
Su trayectoria artística cuenta con importantes premios: “Charrúa de Oro”, “Palenque de Oro”, “Puerta de La Ciudadela”, “Guitarra Olimareña”, etc.
Concurre a los más importantes festivales del país y de países vecinos, compartiendo escenarios con grandes cantautores orientales y americanos: Falú, Yupanki, Caymi, Mans, Sampayo, Zitarrosa, Chalar, Fronterizos, Calchaleros, Toquinho, Rodríguez Castillos, Wenceslao Varela, Margot Loyola, Mastra, Roldán, Rivero y otros. El escenario del Festival que se realiza en su pueblo natal, lleva su nombre.

Su discografía cuenta con varios discos y cassettes, y ha participado en unos 30 trabajos colectivos.
Actualmente realiza una recopilación de sus éxitos, como asimismo ha incorporado algunas canciones nuevas.
En el género literario, hace una antología de poemas para publicar a fines del presente año.


DISCOGRAFIA

  1. El guitarrero
  2. Casi grillos
  3. Antología
  4. Canción para volar con mis hermanos
Versos:

12 marzo 2009

Doña soledad (en vivo en Mejico)

video



Al Hombre Bueno - Santiago Chalar


Lista de temas

  1. Al Hombre Bueno
  2. Pregón de caña
  3. Mañanita cuando aclare
  4. Mi china
  5. Entre la vida y la muerte
  6. Mis manos
  7. Nada
  8. Polanquera
  9. Como el molde eterno
  10. Ese caballo
  11. Adiós guitarra
Descarga Aqui

10 marzo 2009

Amalia De La Vega

Amalia De La Vega ( María Celia Martínez Fernández )

19 de enero de 1919 – 25 de agosto de 2000

delaveg1

Se destacó como cantante clásica y popular. Cultivó un estilo muy propio y personal que, a través de las milongas, las cifras, los estilos y las vidalitas, la proyectó a los primeros planos de la fama y el reconocimiento artístico entre los cantantes uruguayos y latinoamericanos.

Desde su debut en radio, en las fonoplateas de Radio Carve y Radio El Espectador, acompañada al piano por la inolvidable Beba Ponce de León, Amalia de la Vega jerarquizó escenarios nacionales e internacionales, recorriendo muchas veces Argentina, Brasil y Chile acompañada por las guitarras criollas que fueron motivo, siempre, de un gran amor y devoción. Ella misma también supo tocar la guitarra de oído, musicalizando poemas de Tabaré Regules, de Fernán Silva Valdés y de Juana de Ibarbourou.

Grabó varios discos de 78 y de 33 r.p.m. en los sellos Sondor, Antar, Orfeo y Telefunken. El número de los simples y larga duración supera largamente el ciento, entre los que se cuentan: "Amalia la nuestra", "Mientras fui dichosa", "Manos ásperas", "El lazo", "Poetas nativistas orientales", "Colonia del Sacramento" y "Juana de América”. En unos fue acompañada por el Mtro. Federico García Vigil, en otros por el Mtro. Walter Alfaro y, casi siempre, con las guitarras de Mario Núñez, Gualberto Freire y Antonio Bertrán.

Su pensamiento respecto a otros artistas de la época

Amalia manifestó, refiriéndose a los artistas que influyeron en la formación de su canto, decía: "Para mí la única voz es Gardel y lo seguirá siendo, una maravilla. En mi desvelo pongo la radio y siempre lo estoy escuchando". Y en una expresión polémica que, tal vez, constituya, sin embargo, la mejor definición de su maravillosa forma de cantar, Amalia de la Vega agregaba: "Lo que pasa es que han habido tantos imitadores y tanta gente que canta tangos, que uno compara, y yo digo, caramba, porqué hacen esas cosas complicadas, por qué no escuchan a Gardel. Muchos dicen que su ídolo es Gardel y ¿por qué no llegan a esa sencillez?".

Amalia2

Cómo era vista por otros artistas

De Amalia de la Vega Atahualpa Yupanqui dijo que "su voz era como el sonido que parece surgir desde las entrañas de la madre tierra con la autenticidad de los grandes artistas".

Alfredo Zitarrosa que la consideraba "la número uno de todas las épocas".

Yo una vez le escuché decir, muchos años después, a Mercedes Sosa, "que a ella se le criticaba porque cantaba folclore, porque eso del folclore era cuestión de empanada y vino y de bajo".

Cuando se habla muchas veces del folclore, nosotros muchas veces hablamos del folclore argentino, pero el nuestro tiene señas e identidades muy profundas en el cielito, en la cifra, en el estilo y en las milongas y Amalia De La Vega cantaba en estilo, en cifra y en milonga, que es ya hablar de la música más profunda de la Banda Oriental.

En la escuela pública en los años 50 se difundían esos valores culturales de la nacionalidad oriental a través de las canciones interpretadas por Amalia De La Vega. Entonces, eso hay que valorarlo en Amalia de la Vega, en el género femenino la valentía y la convicción de su arte, de difundirlo y de desarrollarlo en épocas muy difíciles y con tanto talento que perdura y perdurará, sin duda, por muchísimos años. Tanto que nos lleva a decir que quizás en su personalidad encontramos el Gardel femenino, ese Gardel femenino de esta Tierra.

Fuente: Wikipedia

 

Discografía

  • Amalia la nuestra (Orfeo SULP 90589. 1975)
  • Mientras fui dichosa (1975)
  • Manos ásperas (Orfeo SULP 90589. 1978)
  • Colonia del Sacramento (Orfeo SULP 90622)
  • Juana de América (Orfeo 90628. 1980)
  • Poetas nativistas orientales (Orfeo SCO 90674. 1982)
  • A mi rancho Descargar
  • El lazo de canciones
  • Mate amargo (Antar, PLP 5042)
  • Señora del folclore

04 marzo 2009

Atadito

Santos Inzaurralde en el recitado y Santiago Chalar con su guitarra.
Acompañamiento en guitarrón de Silvio Ortega.



video